Translate

lunes, 1 de agosto de 2016

Bundt cake de chocolate y avellanas

Hola muy buenas tardes a todos! 
Sé que he estado ausente en el blog por una buena temporada. No os imagináis la odisea que he vivido. Tras llevarnos casi tres años en Edimburgo, hemos decidido regresar. Si una mudanza es algo que requiere tiempo, imaginaos de un país a otro, viaje en coche incluido y demás menesteres... 

Una vez llegados a España, hemos estado unas tres semanas esperando que vinieran los técnicos para instalarnos la línea de internet...habéis leído bien, 3 semanas!!! Desesperados cambiamos de compañía y unos días más tarde por fin tuvimos línea. Hemos estado un mes desconectados prácticamente...

Una vez superados todos estos obstáculos, encendí el horno y os traigo esta receta que para mí es especial porque fue mi pastel de cumpleaños, que celebramos el pasado fin de semana. Es un bundt cake de chocolate con cobertura de chocolate y toque de avellanas. Es aparentemente sencillo, un básico, pero me apetecía compartir con mi familia (después de tanto tiempo) algo que adoro, como es el chocolate y, bueno aquí está el resultado!

Es un pastel esponjoso de chocolate que os hará quedar siempre bien y que os servirá para aquella ocasión que deseéis! El detalle de la cobertura le da un plus para los más chocolateros que os encantará! 

Pasemos a la receta!!! 

Bundt cake de chocolate y avellanas


Ingredientes:
- 120 gramos de chocolate fondant o cobertura
- 150 gramos de mantequilla
- 2 cucharaditas de esencia de vainilla
- 300 gramos de harina
- 300 gramos de azúcar
- 1/2 bolsita de levadura en polvo. 8 gramos
- 1 cucharadita de sal
- 250 ml. de leche entera o semidesnatada
- 4 huevos
Para decorar:
-100 gramos de chocolate de cobertura o crema de avellanas
- Avellanas tostadas para decorar

Preparación:

En primer lugar disponemos los ingredientes. Fundimos el chocolate con la mantequilla en el microondas. Añadimos dos cucharaditas de esencia de vainilla o una de vainilla en pasta y reservamos. 


Batimos los huevos con el azúcar hasta que espumee. A continuación, agregamos poco a poco la harina con la levadura previamente tamizadas con el toque de sal. Añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla y por último la leche sin dejar de batir.


Vertemos en un molde circular previamente engrasado. En mi caso utilicé uno tipo bundt cake, el Heritage de Nordic Ware que me encanta!
Precalentamos y horneamos a 180 grados entre 30-35 minutos. Sacamos cuando el palillo salga limpio. 


En el caso de este tipo de moldes, debemos desmoldarlos a los 10 minutos de sacarlos del horno para que la forma nos quede lo mejor posible. Damos golpecitos en la mesa y lo agitamos de izquierda a derecha. Nos ayudamos con una rejilla para darle la vuelta y...voilà! 


Para la cobertura utilicé chocolate de cobertura que fundí al baño maría. También podéis utilizar crema de avellanas, le dais unos segundos de microondas y estará delicioso. Para decorar utilicé avellanas tostadas. Le da un toque crujiente y divertido al resultado.


Espero que os haya gustado la receta! Es muy fácil y siempre queda genial para esas tardes en las que vienen a tomar café en casa, para desayunar, para llevar a cumpleaños...lo que más os guste!!! 


Os deseo a todos un feliz verano! Tened cuidado en carretera y disfrutad al máximo vuestras vacaciones. Los que no gozáis de vacaciones, aprovechad vuestro tiempo libre! Se está genial en terrazas o dando un paseo al caer la tarde! Un saludo muy dulce y vuelvo pronto con más recetitas!!! 

miércoles, 30 de marzo de 2016

Rosquillas de almendras y crema de avellanas

Hola a todos!
Vuelvo en esta ocasión con una receta genial de un chef argentino que admiro muchísimo, Gonzalo D'ambrosio, con la que participo a su vez en un concurso de Canal Cocina. Me llamaron la atención estas rosquillas tan apetecibles. Además de las clásicas de almendras, propongo las de crema de avellanas...no os podéis imaginar lo ricas que están! Doy fe. Enamoran desde el aroma que emana el horno al cocinarse y lo deliciosas que están cuando le das el primer bocado! Me uno al movimiento #recetagordor! 
Pasemos a la receta! 

Rosquillas de almendras y crema de avellanas




Ingredientes: Para la masa de unas 25 rosquillas:

- 500 gramos de harina de fuerza
- 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 cucharada de azúcar
- 1 cucharada de sal
- 20 gramos de levadura fresca
- 150 ml. de leche
- 1 huevo
- 1 cucharada de vainilla en pasta

Para el relleno

De almendras:

- 150 gramos de almendra en polvo
- 50 gramos de azúcar
- 1 cucharada de amaretto
- 1 chorrito de agua

De crema de avellanas:

- 150 gramos de crema de avellanas
- un puñado de trocitos de avellana

Para el glaseado:

- 100 gramos de azúcar glass
- 1 cucharada de agua


Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes.


Comenzamos haciendo un volcán con la harina de fuerza a la que iremos añadiendo el azúcar y la sal. Luego añadiremos la levadura, la vamos disolviendo con las manos en la harina. A continuación añadimos la leche a temperatura ambiente, el huevo, la esencia de vainilla y la mantequilla.


Amasamos hasta que nos quede una masa elástica. Si veis que le falta líquido, añadidle un poco más de leche. Cada masa según la humedad del ambiente y la harina utilizada es un mundo! La dejamos reposar en un bol con un paño hasta que doble el volumen, 


La dividimos en 4 partes iguales. Cada una de ellas las estiraremos en forma de rectángulo para formar un sandwich. El primero lo rellenaremos con la almendra. Para ello mezclamos la almendra en polvo, con el azúcar, el agua y el amaretto. Extendemos bien en uno de los rectángulos ayudándonos de una espátula. Tapamos con la otra masa rectangular y cortamos en tiras.


Haremos lo mismo con la crema de avellanas. Si véis que está difícil de manejar, ponedla en un bol y la calentáis unos segundos en el microondas. La extendemos bien. Tenía unos dados de avellana y se los agregué. El resultado es espectacular!


A continuación, enrollaremos las tiras sobre sí mismas e iremos cerrándolas formando de esta manera una espiral en forma de rosquilla. Vamos precalentando el horno a 180 grados. Las vamos poniendo en papel de horno. Horneamos a 180 grados unos 20 minutos. Retiramos en cuanto estén doradas.


Dejamos enfriar y preparamos el glaseado. Mezclamos el agua con el azúcar glass y vamos haciendo hilos con la cuchara sobre nuestras rosquillas. ñam ñam


Espero que os haya gustado la receta. No os podéis imaginar el aroma a dulce que desprende el horno. Cuidado con los vecinos! jeje. Ha sido un triunfo absoluto en casa, están deliciosas y cualquier excusa vale para coger una del tupperware. ;)


Un saludo muy dulce y vuelvo pronto con más recetitas!  

martes, 29 de marzo de 2016

Panna cotta de fresas caramelizadas

Hola muy buenas tardes a todos!!!
Esta vez sí que vuelvo antes como prometí para traeros una receta con un producto natural y sano que me encanta... ya sabéis...las fresas!
Aprovechemos que ahora están de temporada para elaborar postres, batidos, tartas y todo lo que se os ocurra! Es fresa time! 

En esta ocasión añado a la panna cotta tradicional, unas fresas caramelizadas y su sirope natural que aportarán dulzor y una textura suave que, unida a la de nuestro postre, crearán un festival de sabores en vuestro paladar. Os encantará! Pasemos a la receta! 

*Esta receta participa en el I Concurso Fresas de Europa

Panna cotta de fresas caramelizadas

 

Ingredientes:

- 200 ml. de leche
- 200 ml. de nata fresca o para montar
- 40 gramos de azúcar
- 3 hojas de gelatina
- 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla
- 14 fresas + 3 cucharaditas de azúcar para el sirope


Preparación:
En primer lugar disponemos los ingredientes. Comenzamos lavando las fresas y cortándolas por la mitad.

Las ponemos en una sartén con las cucharadas de azúcar a fuego lento.


Las dejamos caramelizar un poco y reservamos. Colamos el sirope y ponemos un poco en el fondo de los vasitos. 

 A continuación, colocamos fresas en el fondo del recipiente y luego vamos poniendo las mitades de pie en el borde, estilo tarta fraisier. ;)


Ponemos la gelatina en agua fría unos minutos mientras preparamos la panna cotta. 


En un cazo, añadimos la nata, la leche, el azúcar y la esencia de vainilla. Calentamos a fuego lento y retiramos antes de hervir. (Si dejamos hervir no nos puede cuajar el postre). Luego escurrimos las hojas de gelatina y las disolvemos en la nata. Batimos bien.


Esperamos que temple un poco la mezcla y vertemos en nuestros recipientes. Dejamos reposar en la nevera un mínimo de 4 horas. Decoramos con fresas frescas. 


Espero que os haya gustado esta receta. Os la recomiendo al 100%. Es fresquita y con fruta de temporada, qué más se puede pedir! El sabor es increíble! 
Espero que me déis vuestra opinión si la hacéis en casa. ;) 

Vuelvo pronto con más recetitas! Un saludo muy dulce! 

domingo, 20 de marzo de 2016

Torrijas a la crema irlandesa

Hola muy buenos días a todos!

Regreso en el inicio de la Semana Santa con unas torrijas con un toque especial. Últimamente estaba dándole vueltas sobre cómo utilizar la crema irlandesa en una receta. Aunque las posibilidades son múltiples, al estar cerca esta semana tan tradicional reposteramente hablando, decidí darle un toque distinto a las clásicas torrijas. Si bien sabéis que se pueden elaborar con vino o leche, en este caso, este licor va acompañando a las de leche, dándole un toque distinto y muy apetecible.

En lugar de la miel o almíbar para aderezarlas, en esta ocasión van acompañadas de nata montada con toque de esta misma bebida y espolvoreada en su presentación con cacao en polvo. ¿Qué os parecen? Están deliciosas! Os lo prometo! 

Espero vuestras opiniones y me disculpo por esta ausencia. Han sucedido varios acontecimientos en mi vida y con el estrés del trabajo no he podido seguir publicando mis recetas...pero bueno, ya he vuelto con la intención de seguir endulzando vuestras vidas! Pasemos a la receta!  

Torrijas a la crema irlandesa



Ingredientes: Para unas 12 torrijas:

- pan de molde especial torrijas o barra de pan
- 300 ml. aprox. de leche
- 3 cucharadas de crema irlandesa
- 5 huevos medianos
- aceite para freir

Para decorar:

- 300 ml. nata para montar
- 3 cucharadas de crema irlandesa
- 3 cucharadas de azúcar glass
- cacao en polvo



Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes. 
En mi caso utilicé una barra de pan que dejé endureciendo un día. Ponemos la leche y los huevos en un cuenco o plato. (Las cantidades son aproximadas ya que depende de lo que absorba vuestro pan). 
Mientras tanto, comenzamos a calentar el aceite en un recipiente hondo para poder manejar mejor este tipo de postre. 



Vertemos en la leche 3 cucharadas de crema irlandesa que mezclaremos con una cucharilla. A continuación vamos empapando el pan y lo vamos depositando en una bandeja, Luego, hacemos lo mismo con el huevo. En mi caso, dejo reposar las torrijas con la leche y las voy rebozando en huevo a medida que las voy friendo. 



Las freímos hasta que estén perfectamente doradas por ambos lados y eliminamos el exceso de aceite en un papel secante.
Mientras se enfrían, podemos preparar el acompañamiento que consiste en una nata montada a la que añadiremos 3 cucharadas de crema irlandesa a medida que empiece a tomar un poco de forma al igual que las 3 cucharadas de azúcar glass. La disponemos en una manga pastelera y ya está lista para servir el postre! Decoramos con una pizca de cacao en polvo! 


Espero que os haya gustado esta recetita y que os animéis a probarla. Os aseguro que la crema irlandesa le viene ideal y, acompañada de la nata montada, tendréis unas torrijas que serán una tentación! 
Para aquellos que descansáis en este semana aprovechadla al máximo y para aquellos que trabajáis, entre los que me incluyo, daos un buen capricho dulce y mucho ánimo! 

Un saludo muy dulce! Vuelvo pronto con más recetas! 


martes, 19 de enero de 2016

Pastel de zanahoria brasileño

Hola muy buenos días a todos!!!

Inauguramos este nuevo año con una receta con mucha samba. Feliz año a todos aunque sea un poco tarde ;)
Perdonad mi tardanza al publicar los posts. No os podéis imaginar cuánto trabajo hemos tenido estas navidades. Ahora que tengo un hueco aprovecho para compartir esta delicia que descubrí hace poco. Ya sabéis que me encanta el chocolate. Cuando vi que existía una versión brasileña diferente de la famosa tarta de zanahoria o carrot cake no pude resistirme a hacer la mía. En este caso se sustituye el famoso icing por una cobertura de chocolate que le da un contraste increíble! 
Es una tarta sencilla en su elaboración y el resultado es DELICIOSO. Lo escribo en mayúsculas porque nos ha encantado y me encantaría saber vuestra opinión si os animáis. 
En esta receta, la zanahoria va triturada por completo, con su toque de canela y la cobertura de chocolate es la que suelo emplear en tartas como la Sacher. Espero que os guste! Vamos a ello! 


Pastel de zanahoria brasileño 


Ingredientes: Para un molde de 20 cm.

- 1 zanahoria y media
- 2 huevos
- 125 ml. de aceite de girasol
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de canela
- 175 gramos de azúcar
- 150 gramos de harina
- 40 gramos de nueces

Para la cobertura:
- 100 gramos de chocolate de cobertura Valor
- 75 gramos de nata para montar

Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes. Muy sencillos para esta receta!


Como primer paso rallamos las zanahorias. Tamizamos los ingredientes secos (harina, levadura y canela) ; En un vaso de batidora agregamos los huevos, el aceite, el azúcar y por último la ralladura de zanahoria. Trituramos con la batidora de mano o si tenéis una batidora americana mejor. 


Luego vertemos el resultado en un bol y le vamos añadiendo los ingredientes tamizados poco a poco mientras batimos.

A continuación añadimos las nueces a trocitos a la masa.


Engrasamos el molde y horneamos a 180 gramos unos 40 minutos. Cuando el palillo salga limpio sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.


Mientras tanto, preparamos la cobertura que es muy rápida y sencilla. En un bol, ponemos el chocolate troceado. En un cazo ponemos a calentar la nata y, cuando empiece a hervir, retiramos. Añadimos al chocolate y removemos hasta que se disuelva por completo. 


Vertemos en nuestro pastel distribuyendo bien nuestra cobertura. Podéis decorar con nueces o lo que más os guste. Dejamos que la cobertura solidifique y ya está lista para degustarla!!! No quedarán ni las migas!!!

Espero que os haya gustado la receta. Nos ha encantado esta versión brasileña con chocolate en la cobertura y estamos deseando repetirla! Vuelvo pronto con nuevas recetitas! Un saludo muy dulce!!!